Como solicitar las ayudas de la Ley de Dependencia

Las ayudas a la dependencia son para todo el mundo, que sea dependiente o que tenga a alguien en situación de dependencia (es decir, que precise de asistencia de otras personas para realizar las actividades de la vida diaria, como comer, vestirse, asearse,…) lo cual,puede ser una ardua tarea ,para facilitarla, en alguna medida, se puede acceder a servicios y prestaciones económicas que contempla la Ley de Dependencia.

¿Quién puede iniciar una solicitud de ayudas a la dependencia?

La solicitud,y la presentación de la documentación necesaria la puede gestionar la persona dependiente,o bién un familiar, un representante legal o la propia Administración Pública a través o con la ayuda de un Trabajador o Trabajadora Social.

¿Dónde hay que acudir para iniciar los trámites de solicitud de ayudas a la dependencia?

Las ayudas a la dependencia pueden solicitarse en los Centros de Salud de la Seguridad Social o en los Servicios Sociales municipales, donde un trabajador o trabajadora social que nos dará información de los trámites a realizar,y nos asesorará,en los pasos a seguir.

Requisitos para solicitar las ayudas a la dependencia

Hay que cumplir  dos requisitos,que son indispensables:

  • Encontrarse en una situación de dependencia estable (es decir,que esta situación,sea definitiva) en alguno de los grados establecidos.
  • Residir en la comunidad autónoma en la que se solicita la ayuda.

Hay que tener en cuenta,que en función de cada Comunidad Autónoma pueden establecerse otros requisitos (haber residido durante cierto tiempo en dicha comunidad, etc.),  por lo cual, hay que  informarse previamente en la Administración Pública Competente de cada Comunidad.

Reconocimiento del Grado de dependencia

Para obtener el Reconocimiento del Grado de dependencia es necesario presentar la solicitud a la Administración Pública competente de su Comunidad, adjuntando la documentación que requiera cada comunidad autónoma. Los documentos solicitados más habituales son:

Te puede interesar: Cursos para Desempleados
  • Si el dependiente tiene representante legal, acreditación de la representación y fotocopia del DNI.
  • Certificado de empadronamiento municipal.
  • Última declaración de la renta.
  • Informe social, el cual puede ser elaborado por los Servicios Sociales correspondientes.
  • Informe de salud en el que se recojan los principales datos diagnósticos.

Una vez presentada la solicitud y adjuntada toda la documentación necesaria, la Administración Pública correspondiente procederá a ponerse en contacto con la persona dependiente para fijar una fecha y realizar una valoración en su domicilio habitual.

Después de seguir estos pasos para conseguir el Reconocimiento del Grado de dependencia,este se obtiene mediante resolución de la Administración Pública competente de la Comunidad, y es válido en todo el territorio español. Esto determinará cuales son  los servicios y prestaciones que corresponden al solicitante en función de su Grado de dependencia.

  • Grado I: dependencia moderada. La persona necesita ayuda, al menos una vez al día, para realizar distintas actividades básicas de la vida diaria.
  • Grado II: dependencia severa. La persona necesita, entre dos y tres veces al día, ayuda de terceras personas para realizar las actividades básicas de la vida diaria. Aunque no requiere la presencia permanente de una persona cuidadora.
  • Grado III: gran dependencia. La persona necesita ayuda para la mayoria de las actividades de la vida diaria, así como la presencia indispensable y continua de otra persona.

El grado de dependencia , puede ser revisado a instancias,de la persona dependiente, sus representantes o la administración, si se produce un cambio en su situación o si aparece una nueva patología.

¿A qué ayudas se puede optar una vez se obtiene el Grado de Dependencia?

Una vez se han tramitado ,todos los papeles anteriormente descritos  y sea reconocida la situación de dependencia en cualquiera de los grados mencionados, los Servicios Sociales realizarán el Plan Individual de Atención (PIA), con la persona dependiente, sus familiares y/o su representante legal.

En este Plan individual de atención,se  profundizará sobre los servicios y/o prestaciones económicas necesarias, teniendo en cuenta las necesidades de la persona, el entorno familiar y social y la disponibilidad de los servicios.

Las prestaciones pueden ser en forma de servicios (teleasisténcia, ayuda a domicilio, centro de día, etc.) o bien, de ayudas económicas,que irán en función del grado de dependencia, la situación  económica y social del afectado o representante legal.

El plazo de resolución de las prestaciones puede llegar a ser largo, aunque la Ley establece un plazo máximo de 6 meses (suele ser mayor dependiendo de la Comunidad Autónoma). La comunicación de la resolución, se puede hacer, mediante correo certificado con acuse de recibo por parte de la persona solicitante o de su representante legal.