Alquiler social en España: Qué es, cómo solicitarlo y requisitos

Todo sobre el alquiler social
Si te hayas en la difícil situación de no tener un hogar propio en España, puedes optar por el alquiler social. Esta ayuda la gestiona el Fondo Social de Viviendas junto a entidades bancarias españolas. Esta guía, te dirá todo lo necesario para lograr un lugar digno para vivir.

¿En qué consiste el alquiler social?

Es un plan concebido por el gobierno español que facilita arrendamientos a familias que pierden sus viviendas por no poder pagar el préstamo hipotecario. Se apoya en distintos bancos e instituciones financieras como BBVA y La Caixa como caja de ahorros. También, el Ministerio de Economía y Competitividad, Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad.

Los alquileres sociales son la opción ideal para aquellos que están en riesgo de exclusión social, y constituye una ayuda para jóvenes con pocos ingresos o personas mayores de 60 años.

Las residencias son suministradas por las entidades bancarias del país a un bajo costo. Están disponibles para las personas que cumplan con los requisitos establecidos. Además, los bancos se encargan de presentar las características del piso, tamaño, superficie y dirección, con la intención de proveer la que se adapte a tus necesidades.

¿Cómo funciona el alquiler social?

Su funcionamiento es igual a los arrendamientos de casas comunes, pero se distingue por una serie de condiciones, tales como:

  • El costo del alquiler es menor y oscila entre los 150 y 400 euros.
  • El alquiler no supera el 30% de los ingresos anuales familiares.
  • El monto a pagar puede ser inferior al establecido, si la familia tiene muy bajos ingresos al mes.
  • El contrato de arrendamiento es de 2 años máximo. Puede alargarse si el arrendatario aún cumple con los requisitos.
  • Existe la posibilidad de que la vivienda se convierta en un hogar permanente.

¿Cómo solicitar el alquiler social?

A fin de solicitar esta ayuda social, visita unas de las entidades bancarias que lo ofrecen o hacerlo vía online. Por ejemplo, puedes dirigirte a la obra social La Caixa y seguir estos 4 pasos:

Te puede interesar: Cursos para Desempleados
  1. Rellena la solicitud: Accede a la sección menú y llena el formulario solicitado.
  2. Entrega de documentos: Si estas en los primeros lugares de la lista, recibirás un correo con los documentos que debes entregar y la fecha.
  3. Inspecciona la vivienda: Si cumples con los requisitos de ingresos, se recomienda visitar la residencia antes de firmar el contrato.
  4. Firma de contrato: Recibes una clave para que consultes y firmes el modelo del contrato. Finalmente, recibes las llaves de la vivienda.

Requisitos para el alquiler social

Una vez que las convocatorias para ayudas de viviendas están abiertas en la Caixa pisos presenta la solicitud bajo las siguientes condiciones:

  1. Tus ingresos no deben superar 3 veces el límite pautado por el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.
  2. Ser mayor de edad con nacionalidad española. En caso de no serlo, presenta permiso de residencia permanente.
  3. No debes poseer título de propiedad de vivienda alguna.
  4. Debes ser parte de una familia con hijos menores de edad.
  5. Si tu familia es monoparental, debes tener a tu cargo al menos 2 hijos menores.
  6. En el núcleo familiar, debe existir un miembro con discapacidad hasta un 30%, que le impida trabajar.
  7. No percibir ningún tipo de ingresos o haber gastado el total de sus prestaciones.
  8. Ser jubilado y tener deudas hipotecarias que superen las prestaciones.

¿Quién puede pedir el alquiler social?

El fondo social de viviendas está disponible desde diciembre de 2007, a favor de quienes hayan perdido su hogar. Además, los que se encuentren en la siguiente situación pueden pedir el alquiler social:

  • Quienes hayan sido desalojados por una demanda por no pagar el préstamo hipotecario.
  • Familias que recibieron la notificación del desalojo, aunque aún no estén fuera de la casa.
  • Aquellos cuyos ingresos sean inferiores a lo establecido por el Banco de España.
  • Jóvenes universitarios menores de 35 años, que tengan bajos ingresos monetarios.
  • Personas con relaciones familiares conflictivas, y sean víctimas de violencia de género y doméstica.
  • Quienes hayan perdido su hogar por un desastre natural.
  • Aquellos con residencias en mal estado, que deban ser remodeladas o destruidas.

¿Dónde puedo solicitar un alquiler social?

En las entidades bancarias y cajas de ahorros correspondientes. Debe ser la misma que inicio el proceso de desalojo de tu residencia anterior. Toma nota de las instituciones que ofrecen el servicio:

  • Caixabank
  • BBVA
  • Banca March
  • Banco Ceiss
  • Banesto
  • ING Direct.
  • Caja laboral popular.
  • Caja de ahorros y Monte de Piedad de Otinyent.

¿Cuánto dura el alquiler social?

El alquiler social tiene una duración de 2 años. Estos pueden alargarse hasta 7 años si cumples los requisitos establecidos por el fondo social de viviendas.

¿Cuánto tiempo se tarda en recibir la vivienda?

El tiempo estimado es de 6 meses a un año para tener acceso a la vivienda social. Una vez que has hecho la solicitud, los servicios sociales elaboran un informe con la necesidad de cada familia. Por lo general, se da prioridad a los casos más críticos.

¿Qué son los pisos de emergencia?

Son viviendas dirigidas a personas mayores de edad, que hayan perdido su casa por desalojos hipotecarios, daños de propiedad o siniestros naturales. Estos albergan a las personas por 6 meses, mientras consiguen una residencia disponible en el fondo social. Para acceder a este beneficio, hay que consignar una solicitud y aval que confirme la emergencia.

Beneficios del alquiler social

La principal ventaja es obtener una vivienda adaptable a tus necesidades a un bajo costo. Adicionalmente, otros beneficios son:

  • Facilidades de pago y descuentos en la cancelación de la renta.
  • Evitas caer en condición de indigencia.
  • Adquieres un hogar sin invertir mucho dinero.
  • Tienes la opción de que la vivienda pueda ser propia.

Finalmente, disponer del alquiler social es la opción ideal cuando te quedas sin hogar. Bien sea que solicites los pisos BBVA o la obra social La Caixa, sus requisitos son fáciles de cumplir. Además, son muchas las entidades bancarias en España que ofrecen estos servicios.